Entrenar hace que te sientas capaz de hacer más cosas

Un dicho sajón reza: “si quieres que algo se haga, encárgaselo a alguien ocupado”. Parece ser que olvidaron señalar que es mejor que lo encomiendes a alguien ocupado que entrene a menudo, que probablemente sea mejor que un sujeto sedentario a la hora de enfrentarse a una agenda apretada.

Al menos, eso es lo que se deduce de un estudio reciente desarrollado por Russell Clayton, profesor adjunto de dirección en la Universidad Saint Leo de Florida, que realizó una encuesta a 476 trabajadores para que explicaran cómo solventan las demandas de su vida personal y profesional. Como podría imaginarse, el ejercicio físico disminuía los niveles de estrés, pero además aumentaba la percepción del individuo de ser capaz de acumular tareas y realizarlas. Los participantes del estudio declararon tener menos problemas a la hora de conciliar la vida familiar con la laboral.

Si quieres que algo se haga, encárgaselo a alguien ocupado.

El propio Clayton, aficionado al running, sugiere que cada cual debería buscar su momento ideal para hacer ejercicio, sea a primera hora de la mañana, al almorzar o después del trabajo. También es devoto de los momentos de entrenamiento invisible, como subir escaleras o hacer algún salto, ya que todo eso se acumula al final del día. Sugiere a los directivos y ejecutivos de recursos humanos que tomen nota de su estudio y que promocionen el ejercicio entre sus empleados permitiendo horarios flexibles e introduciendo nuevos hábitos como reuniones de pie y paradas energéticas de 15 minutos a lo largo del día para estirar, respirar y moverse un poco.

Los resultados del estudio se publicarán en la próxima edición de la revista Human Resource Management, dedicada a la dirección de recursos humanos.

Fuente: Runner.es

Deja un comentario